No te detengas
¡ADÁPTATE!

Nunca es buen momento para una pandemia que afectará sí o sí la economía mundial.¿Qué vas a hacer al respecto?

Por David Brizuela

31 de diciembre de 2019, 11:55pm y como buen emprendedor, lo único que hay en mi mente es ese incontrolable pensamiento de que este nuevo año TODO VA A SER MEJOR; siento en mi sangre que todas las áreas de oportunidad en mis proyectos serán superadas con una minuciosa planeación e implementación en el primer y segundo trimestre del nuevo año y que para el tercer trimestre, ya desde la cima solo habrá opción de crecer y crecer aún más.

Así somos, como personas y emprendedores nos acostumbramos fácilmente a soñar, proyectar y planear sobre todo lo positivo y sobre el crecimiento natural de cada uno de nuestros proyectos, pero nos olvidamos de las vacas flacas. 

“Como personas y emprendedores acostumbramos a soñar, proyectar y planear sobre todo lo positivo y sobre el crecimiento natural de cada uno de nuestros proyectos, pero nos olvidamos de las vacas flacas

Seas o no creyente, ese sueño de las vacas flacas del Faraón narrado en la Biblia es un vivo ejemplo de lo que la prevención y el ahorro pueden lograr. A todo el mundo le gusta decir que “el hubiera” no existe; lo lamento, déjame decirte que “el hubiera” no solo es muy real si no que también lleva consigo datos extremadamente valiosos que te permitirían llegar al siguiente nivel. 

 No es ningún secreto que el mundo entero se está enfrentando al covid-19, uno de los enemigos más feroces de los últimos tiempos, cuya tasa de mortalidad ni si quiera es cuantificable porque todavía “viene lo bueno” y no me refiero a la salud, estoy hablando de negocios/proyectos grandes y pequeños que sufrirán por igual uno de los embates más duros de nuestra época.

¿Entonces? ya estás aquí y de alguna forma hay que seguir. En primer lugar viene la etapa de ANÁLISIS. Lo que debemos hacer ante una situación de esta magnitud es enfriarnos y analizar todos los elementos internos que no nos permiten tener capacidad de reacción para mantener a flote nuestros proyectos; por ejemplo: una mala administración financiera, escasa o nula diversificación de los canales de distribución de tu producto o servicio, una mala estrategia de marketing, etc. El analizar estos factores en el momento justo en el que los padeces, te hará encontrar todos los “hubiera” que te permitirán optimizar tu modelo de negocio para el futuro. Toma esta contingencia como un pequeño experimento para saber si te estás preparando correctamente para tu retiro, para ese día en que físicamente ya no puedas hacer lo que haces ahora, ¿hay un fondo para ese momento? o ¿te va a llegar como una pandemia? Que te pase una vez, es culpa del coronavirus, que te vuelva a pasar, ya vas a tener que tomar responsabilidad y comprender que algo no estás haciendo bien. 

En segundo lugar viene una etapa muy importante que te va a diferenciar entre un proyecto superviviente a uno que está destinado al fracaso: ADAPTACIÓN. Es aquí donde se pone a prueba tu ADN emprendedor, ese sexto sentido innovador, capaz de adaptarse a las condiciones más inhóspitas de un modelo de negocio. Es en esta etapa donde se activa en tu mentalidad un elemento tan primitivo como la supervivencia, después de todo es “transformarse o morir”. Estamos siendo testigos de múltiples casos, desde artistas independientes y freelancers hasta negocios formales que desde el día uno de implementación de medidas de precaución por parte de las autoridades sanitarias ya “le están poniendo la cruz” a su economía entera. Si este es tu caso, respira y recuerda el título de esta entrada: No te detengas ¡ADÁPTATE! quizá esta situación es lo único que te va a hacer abrir los ojos y lograr esa transformación que tu proyecto te pide a gritos desde hace años. Por ejemplo si eres músico, diversifica tus servicios y usa plataformas digitales para dar clases virtuales, abre un canal en Youtube para que subas tutoriales de canciones, ofrece tus servicios para grabar en proyectos a distancia, etc. de esta forma el día que cierren el bar/restaurante/salón de eventos donde tocas, solo perderás un porcentaje de tus ingresos. ¿Tienes un salón de belleza? desbloquea tu celular y usa esa maravillosa cámara por la cual lo compraste, haz cursos de maquillaje, cursos de peinado, curso de “cómo cortarte el cabello en cuarentena y no morir en el intento”, tips de qué productos de limpieza utilizar en el cabello que sean realmente efectivos, etc. Estás en el área médica en formato de consulta privada, haz valoraciones a distancia y busca llegar a nuevos mercados más allá de tu ciudad con un costo optimizado. ¿Venta de productos? crea una tienda en línea en tu página web o Facebook, ofrece servicio de entrega a domicilio, este es el momento de expandir tu comunidad de clientes. ¿Cuál es tu rubro? ¿qué se puede hacer?  

Por último, piensa en: OPORTUNIDAD. La última crisis sanitaria en México fue la influenza A/H1N1 y si recuerdas, antes de eso mucha gente ni siquiera conocía el alcohol en gel o gel antibacterial, ahora cada negocio, oficina, restaurante, institución escolar, etc. tienen uno en su recepción; incluso muchísima gente ahora los porta en presentaciones personales, y sí, hay alguien que vio esa necesidad y los distribuye libremente. Ahora vendrá un momento sin precedentes para las empresas que ofrecen productos de limpieza y para aquellas con servicio externo de personal de limpieza para oficinas, escuelas, restaurantes y casa habitación.

¿Tu servicio no tiene nada que ver con limpieza? perfecto, para ti también viene un cambio significativo en la forma en que manejas tu proyecto, porque el momento de la transformación digital ya llegó y esto representa una oportunidad única para mejorar tu modelo de negocio.

El Covid-19 viene a derrotar los modelos de negocio tradicionales; disfruta de esta pausa a tu rutina y replantea tus proyectos, tus planes profesionales y tu vida misma.